Cursos
Titulo: Curso de Balística y Recarga
Curso de Balística y Recarga

La primera parte hace referencia a: La balística es la ciencia que estudia el movimiento de los cuerpos pesados lanzados al espacio. Desde un punto de vista más acorde con el tema que nos ocupa, la definiríamos también como el estudio del movimiento y evolución de los proyectiles disparados por armas de fuego.

La balística es una disciplina científica compleja e íntimamente relacionada con otras ciencias como las matemáticas, la física y la química, especialmente en los aspectos de la termodinámica, la metalurgia, la aerodinámica, la óptica, y un largo etcétera, puesto que se ocupa de todos los fenómenos que relacionan el proyectil con el medio, desde el momento en que este, partiendo de una situación de inactividad o reposo, inicia su movimiento dentro del arma, donde adquiere la velocidad necesaria para impulsar su desplazamiento por el aire, hasta impactar con un cuerpo donde se introduce y al que cede la energía cinética, quedando nuevamente en reposo.

Este movimiento determina el que la balística quede dividida en tres partes fundamentales:

1 Balística interna. Estudia los fenómenos que ocurren en el interior del arma desde que el fulminante es iniciado, deflagrando la pólvora cuyos gases producen la presión que impulsa el proyectil a través del cañón, con un movimiento de aceleración, hasta que abandona la boca de fuego.

2 Balística externa. Realiza el estudio del proyectil en su vuelo a través del aire hasta llegar al blanco, cómo se realiza ese recorrido y qué fuerzas y circunstancias concurren en él.

3 Balística de efectos o terminal. Se ocupa del comportamiento del proyectil al impactar y atravesar el material al que va destinado y sobre el que ha de actuar.

La segunda parte entramos en lo que es la recarga:

Aunque haya detalles que ya sepamos o hayamos tocado en la 1ª parte, ampliaremos un poco más los conocimientos sobre el curso de balística aportando nuevos detalles para poder conocer más a fondo lo que nos ocupa, antes de poder entrar en materia, de lo que sería la recarga.

Si conocemos bien lo que tenemos entre manos, más difícil será que podamos tener un accidente por desconocimiento de los elementos que forman parte de nuestro deporte.

 

Lo primero que nos preguntaremos ¿por qué deseamos recargarnos nosotros la munición? Puede haber varias respuestas:

            Por afición, distracción, u otro interés.

            Para que nos salga más barata la munición que emplearemos personalmente.

            Para así poder recargar los cartuchos con la carga correspondiente a nuestro gusto, y no tener que soportar en competiciones ni más ruido del necesario, ni más presión en la mano en el momento del disparo, ya que los cartuchos de compra van recargados al máximo establecido y para una competición a 25 metros no es necesaria tanta carga.

            Para mejorar la precisión, ya que utilizaremos la pólvora a nuestro gusto y el proyectil -bajo nuestro punto de vista- de más calidad. Así como el pistón sabiendo que los hay de más duros como por ejemplo de la marca RWS y más blandos como los de la marca Winchester.

 

Antes de continuar debemos tener presente que la recarga exige: Conocimientos Técnicos, Preparación y Mucha Atención. No podemos jugar teniendo delante de nosotros 1 Kg. de pólvora, pistones y munición recargada.

 

            Saber qué se hace. Qué cargas son las adecuadas para cada calibre y tipo de arma, características de la pólvora a utilizar.

 

            Saber por qué se hace. Conocimiento de los factores de presiones admisibles en el arma, márgenes de seguridad, temperaturas extremas, densidad de la carga, gramos por cm3, por ejemplo tenemos que para calibres de 9 m/m la presión máxima aconsejable es de 2600 Kg. por cm2, en calibre .38,  2400 Kg. por cm2 y en calibre 30-06, 3600 Kg. por cm2.

 

Conocer y saber a qué arma va destinada la cartuchería que recargaremos si es de ánima lisa, rayada, rayada profundo, evidentemente su calibre con exactitud. Forma del proyectil, peso del proyectil. Tipo de vaina. Tipo de pistón. Dosis de pólvora. Tipo de pólvora, por ejemplo tenemos las pólvoras: 8000 Tubal, SP-8, SP-2 que son pólvoras lentas y NO ADMITEN ERRORES aunque estas sean muy buenas. En cambio las pólvoras BA-10, GM-3, y la BA-9 son pólvoras algo más rápidas y aconsejables para el tiro deportivo con arma corta.

             Conciencia de las limitaciones. Carga de la pólvora, un aumento del 10% en el peso de la carga de la pólvora representará un aumento en la presión de hasta un 40% dependiendo de la pólvora utilizada y sobrepasaría los límites permitidos.


 

Archivo:

 

Curso completo de Balística y Recarga